Fiestas Juninas

Las fiestas juninas comenzaron como pequeñas conmemoraciones, en municipios del interior, que homenajeaban a São Pedro, Santo Antônio y São João, santos de gran devoción en el Brasil.

Con el pasar de los años, entretanto, fueron creciendo hasta tornarse grandes acontecimientos, llegando a reunir millones de visitantes a lo largo del mes de junio y julio.

El circuito junino del Nordeste brasileño es uno de los más famosos y tradicionales en todo el mundo. Caruaru, en el Estado de Pernambuco, y Campina Grande, en el de Paraíba, disputan el título de la mejor fiesta del país. La primera es conocida como “capital del forró” y la otra como “el mayor São João del mundo”.

En la Amazonia cabocla (mezcla de blanco con indio), la tradición de homenajear a los santos tiene un calendario que comienza en junio, con Santo Antônio, y termina solamente en diciembre, con São Benedito.

Son fiestas de arraial (con barracas de comidas, juegos y diversiones) en donde están presentes las hogueras, la pirotecnia, mucha comida y farra.

Ya en el Sur del Estado de Minas Gerais, existe una preocupación en conmemorar las fiestas juninas en los moldes simples del hombre de campo. Al contrario de las grandes ciudades, que van dejando de lado el carácter folclórico de estas fiestas, en el interior la tradición todavía sobrevive. Durante el evento son servidas comidas típicas, y a la luz de la hoguera, cuadrillas danzan y encantan a todos.





Contactar

*Campo obligatorio
Veure en CatalàWatch in English